La salud pública, los problemas alcohol en los adolescentes y la religión

No se trata de hacer un amarre o hechizo cuando nos encontramos frente al abuso de alcohol, dicha situación se trata más bien de un problema mayor enfocado hacia la salud pública, sobre todo entre los adolescentes y los jóvenes. En la actualidad se cataloga al consumo de alcohol como uno de los principales factores de riesgo en la carga de morbilidad tanto en Latinoamérica como en el resto del mundo, debido a que los patrones promedio que se registran de consumo han alcanzado un nivel riesgoso para la salud en la mayoría de los países.

Las estadísticas señalan que hace casi dos décadas, 5,4% de las muertes registradas al menos en Latinoamérica eran atribuidas al alcohol, así como el 10% de los años de vida que se estiman saludable se habían perdido. Cuando se trata de adolescentes y jóvenes, las consecuencias negativas que acarrea el consumo de alcohol pueden ser bastante nefastas y muy severas, ya que sus pautas de consumo se presentan como más riesgosas que las que surgen entre los adultos.

El abuso en el consumo del alcohol entre los más jóvenes se encuentra vinculado principalmente con sufrir accidentes de cualquier tipo, a la discapacidad y la muerte como derivados de este comportamiento y consumo. Así como al hecho de experimentar embarazos que no son deseados, adquirir enfermedades de transmisión sexual, sumado a la violencia doméstica e interpersonal.

Solo en México, el consumo y abuso del alcohol entre los más jóvenes se ha incrementado durante los últimos 5 años, donde el porcentaje de los jóvenes que se han sumado a la ingesta de alcohol se incrementó de 53% a 59%. Y entre estos jóvenes el consumo de 5 o más bebidas por ocasión, se ha convertido en un patrón de consumo que se considera que es considerado riesgoso.

Es por ello que las investigaciones más actualizada sobre los factores que están ligados al abuso en el consumo del alcohol resulta fundamental para la detección de situaciones de riesgo, pero también para la comprensión de los factores protectores, sobretodo durante la etapa de la adolescencia, en la cual se adoptan los diversos estilos de vida que serán los que se practicarán durante la vida joven y adulta.

La religión y el abuso del alcohol

Una de las áreas que requiere una mayor profundización, es en referencia al papel que desempeña la religión como una institución social en lo referente al abuso en el consumo del alcohol entre los adolescentes. Las iglesias pueden mantener una gran influencia social sobre los comportamientos de los adolescentes, ya que éstas facilitan la transmisión de normas morales, mantienen una constante supervisión de las conductas, estimulan el aprendizaje de las habilidades y de la integración social. Sin embargo, existe una tolerancia social en lo que se refiere al abuso del alcohol, especialmente entre los varones, lo cual se encuentra arraigado con profundas raíces culturales, lo que se combina con intensas campañas publicitarias, siendo de muy fácil acceso para los menores de edad. Además, a ello se le puede sumar que existen distintos niveles de religiosidad entre los jóvenes, por ejemplo, algunos estudios muestran que el 89% de los jóvenes entre 12 a 24 años reportan ser católicos, de los cuales el 54% se declara practicante. Allí se encuentra la respuesta.

El alcoholismo social y su imperceptibles consecuencias

De acuerdo a una investigación llevada a cabo conjuntamente entre España y México, llegó a la conclusión de que el abuso de alcohol durante los fines de semana tiene la capacidad de afectar el ADN de los jóvenes.

Y es que estos no se tratan de estudios recientes pues la ciencia se ha encargado de escarbar lo suficiente en lo referente a los efectos a los que conlleva el consumo de alcohol en quienes son consumidores habituales. Y lo peor es que erradicarlo no es tan sencillo como contratar alta luz, pues a largo plazo las consecuencias podrían ir desde distintos tipos de cáncer, hasta la voraz depresión. Pero, ¿ingerirlo de manera ocasional también tiene consecuencias? O quizás, como hacen los jóvenes ¿sólo los fines de semana?.

De acuerdo a los resultados arrojados por un estudio realizado por la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), en conjunto con la Universidad Autónoma de Nayarit ubicada en México, se concluyó que el consumo sólo los fines de semana podría afectar el ADN. La investigación estaba dirigida por Adela Rendón, que es profesora de bioquímica clínica en el Instituto Politécnico Nacional en México, ella pudo ser testigo en repetidas ocasiones de estudiantes que se presentaban a su clase los días lunes durante las primeras horas, los cuales contaban con grandes dificultades al momento de concentrarse, pero además con un malestar generalizado. Y la razón era sencilla, la ingesta de alcohol el fin de semana antes.

Estos mismos estudiantes más tarde, fueron los que funcionaron como grupo de investigación el cual tenía como fin realizar un análisis del daño oxidativo que es producido como consecuencia del consumo de bebidas alcohólicas en personas jóvenes. Lo primero que se procedió a realizar fue la comprobación por medio de exámenes de sangre, que las personas que serían el objeto de estudio no contarán con otras adicciones o que posiblemente padecieran de enfermedades que pudiesen alterar los resultados. Para el estudio se seleccionaron personas entre 18 y 23 años de edad que se dedicaban a consumir en promedio unos 118 gramos de alcohol, es decir, litro y medio de cerveza por ejemplo.

Afectación del ADN

La profesora Rendón se encargó de medir la actividad de la enzima alcohol deshidrogenasa, la cual permitió descubrir el efecto que produce el alcohol en los lípidos que conforman la membrana de las células y además el material genético de las mismas, es decir, en el ADN. Lo primero que se encontraron fue que, quienes consumían bebidas alcohólicas tenían dos veces más daño oxidativo que el grupo que no consumía alcohol, lo que significa que tenían un desequilibrio que había sido causado por un exceso de especies reactivas, lo que conduce al daño celular y al envejecimiento.

Pero todo no quedó allí, ya que decidieron proseguir con una prueba con el objetivo de evaluar si el ADN también se veía afectado. Para ello extrajeron el núcleo de las células linfocíticas de la sangre para seguidamente someterlo a electroforesis. Esta es una técnica empleada para la separación de moléculas y el resultado fue que el 44% de las células de los jóvenes que consumen alcohol durante los fines de semana presentaron un daño, en comparación con quienes no tienen este hábito que sólo tuvieron daños en el 8% de las células. Por lo que el grupo expuesto contaba con 5,3 veces más células dañadas.

La adolescencia y los problemas con el alcohol

Algunos chicos aún ni han dejado de usar su bañera para neonato, cuando ya creen que son capaces de lidiar con un problema de consumo de alcohol, sólo porque se creen grandes en plena adolescencia. Muchos, son llevados por esa necesidad de integración social, lo que hacen es desarrollar a temprana edad hábitos como el consumo de alcohol.

Los jóvenes y el alcohol 

Es bien sabido que, quien se encuentra en la adolescencia sólo está experimentando una transición desde la niñez hacia la edad adulta. Es decir, se trata de un periodo del desarrollo humano donde las personas adquieren la mayoría de las capacidades físicas y mentales que podrán identificarlos como desarrollados, sobretodo si se trata de las sexuales, ya que estas son las que les permitirán reproducirse. 

Siendo esta etapa, un período de cambios profundos, también se encuentra marcada por una gran inestabilidad, que en la mayoría de las ocasiones está envuelta en desconcierto y confusión propia de los jóvenes ante tales cambios. Mientras estos cambios tienen lugar, los jóvenes se encuentran mucho más vulnerables frente a determinados riesgos que no son tan saludables, como por ejemplo el consumo de alcohol y de drogas.

¿Cuál es la razón por la que se inician en la bebida? 

En las primeras etapas de la adolescencia, es decir cuando se tiene entre 11 y 17 años, los jóvenes comienzan a desarrollar su propia imagen, y con ello el rol que desean proyectar potenciandolo ante los demás. Este desarrollo provoca en el adolescente una imperiosa necesidad de independencia ante el núcleo familiar, pero de manera simultánea la búsqueda de integración en grupos sociales. Dicha necesidad podría llevarlo a desarrollar distintos comportamientos de riesgo, en donde se encuentra el consumo de alcohol. Si éstos hábitos son llevados a cabo dentro del entorno familiar o amigos, resultan cruciales al momento de prevenir o fomentar el consumo de alcohol.

De la misma manera, el adolescente desarrolla durante este período una desconocida sensación de fortaleza e invulnerabilidad, acarreando el desarrollo de comportamientos de riesgo y con ello se inicie el consumo de alcohol y drogas.

Ante el alcohol, el adolescente es más vulnerable

Ello se debe a que aún no ha alcanzado la adultez encontrándose aún en una fase de formación y desarrollo. De esta manera las consecuencias en cuanto a la salud tienden a ser más significativas que que para un adulto maduro. Y es que además de los riesgos que implican la ingesta de alcohol para la salud física, también se presentan daños aún más perjudiciales en estas edades, como lo es en la salud mental.

El cerebro del adolescente se encuentra en constante crecimiento y desarrollo durante la adolescencia, pero también es el momento en el que el joven adquiere todas las capacidades que implican planificación, razonamiento, capacidad discursiva, procesamiento de la información y todas las propiedades que implica el pensamiento abstracto. Es por ello que el consumo de alcohol en esta etapa de adquisición y desarrollo de estas habilidades puede resultar sumamente perjudicial. Y estancar tal proceso dando como resultado un adulto que presentará importantes carencias en el pensamiento maduro.

El alcohol como problema de salud pública

Posiblemente en las consultas del servicio de salud de Pedro Luis Cobiella Hospiten se han presentado diversos casos de personas que tienen que ver con tal flagelo que se ha ido apoderando lentamente de la salud pública. La ingesta de bebidas alcohólicas trae consecuencias de orden social, físico y mental que conllevan a un gran impacto sociosanitario, el cual determina importantes efectos diferenciales entre los diversos grupos de la población, así como también genera elevados costes sociales que son derivados tanto del empleo de los servicios sanitarios, como de las pérdidas materiales y de producción que ocasiona.

Además de ser una droga adictiva, el alcohol también se ha convertido en la puerta de entrada hacia el consumo de otras drogas, así mismo, da pie a al menos 60 enfermedades y diversas dolencias incluyendo trastornos mentales y del comportamiento,  lesiones, afecciones gastrointestinales, cánceres, enfermedades pulmonares, trastornos reproductivos, cardiovasculares, pulmonares y músculo-esqueléticas, además daños prenatales, partos prematuros y niños bajos peso al momento del nacimiento.

De acuerdo al patrón de consumo de alcohol, se pueden determinar los daños y beneficios, ello incluye cuando, como y dónde, la frecuencia y con quién se realiza tal acto, ya que todos estos datos suelen ser de gran importancia. De la misma manera, y como muchas conductas, el consumo de alcohol es una actividad aprendida que puede ser acompañada de elecciones responsables y de la misma forma ser prevenido antes de que genere daños.  

En la actualidad el alcoholismo es reconocido como una toxicomanía de gran relevancia y que se ha extendido a nivel mundial debido a su prevalencia y repercusión; sus consecuencias son reflejadas como enfermedades y muertes. A pesar de todo ello, sigue resultando polémica la comprensión de sí el alcoholismo se trata de un problema médico que deriva en problemas sociales, o si por el contrario, se trata de un problema social que deriva en diversos casos en problemas de salud y enfermedad, lo cual afecta no solo al individuo como tal, sino a la sociedad también.

Con la idea de develar dicha polémica, es necesario reconocer los elementos que integran el fenómeno en el que la individualidad, acompañado del entorno familiar y social, es determinante en el fomento y desarrollo de tal conducta. Por tanto, si se desea abordar dicho fenómeno adictivo, no se deben escatimar las responsabilidades sociales que ha sido elaborado por políticos, académicos, consultores, organizaciones de la sociedad civil pero también los medios de comunicación. Esta responsabilidad debe ser una actitud personal que debe iniciarse con la reflexión individual.

Este es un problema que debe ser enfrentado de cualquier manera, y desde el interior de la sociedad, sin dejar a un lado el complejo significado sociocultural que engloba el alcohol. Es así que la aceptación social de la ingestión de bebidas alcohólicas se ha ido dejando penetrar lentamente y de manera complaciente, extendiéndose en diversas zonas el consumo y su patrón social suele variar  según la influencia de los marcos culturales y sociales siendo estos conceptos muy amplios relacionados con la práctica, que van desde las falsas concepciones o mitos del beneficio del consumo, hasta la recomendación médicas, o bien la recreación

 

La salud pública se ve afectada en gran manera por el consumo de alcohol

El uso desmedido del alcohol es un tema recurrente en diversas sociedades, incluso ha llegado a convertirse en un problema de salud pública siendo considerado como uno de los factores de riesgos más prominentes al referirnos a incapacidad y muertes prematuras.

Al convertirse en nocivo por su alto consumo, el alcohol acarrea problemas de orden público y social, razón por la que se considera el tercer factor con mayor riesgo en las personas, tanto, que según las estadísticas para el año 2009 se registraron al menos  2,25 millones de muertes prematuras, presentándose como un 4,5% de la carga mundial de morbilidad, aun cuando también posee gran cantidad de efectos beneficiosos cuando su consumo es moderado, algo comparable con los beneficios y riesgos de realizar amarres de amor con los que no se tiene garantía de su efectividad. 

¿En qué consiste el alcoholismo?

Cuando hacemos referencia al alcoholismo este se trata de una enfermedad en la que se padecer una ineludible necesidad de consumir alcohol etílico, conduciendo a una dependencia orgánica que se manifiesta por medio de síntomas específicos  como la abstinencia cuando su ingesta no es posible. El límite no es reconocido cuando se trata de una persona alcohólica y ello es porque no tiene básicamente un control de su consumo, el cual se eleva con el transcurrir del tiempo acompañado del incremento de su tolerancia. 

El origen de la adición aun es desconocida aunque a ella se le pueden atribuir diversos factores que podrían ser relevantes en  su aparición como lo son algunas evidencias que sugieren que si se proviene de una madre o padre con alcoholismo, este podría presentarse en mayor medida, además de una disposición al mismo si se padece de estrés. O bien, a la presencia de determinados genes con los que el riesgo podría incrementarse más allá del entorno, la familia o las campañas publicitarias a su favor.  

Algunos acotan que los cuadros de ansiedad podrían ser aliviados con este tipo de ingesta, al igual que la depresión, las relaciones interpersonales, la baja autoestima y la búsqueda de la aceptación social.

Contexto social del consumo de alcohol   

Al realizar un registro con las características, los niveles y el contexto social donde se consumen, estas varían según la región, el país y la comunidad, pero las consecuencias negativas a nivel mundial indudablemente son las mismas. 

En la actualidad cualquier estimación que se realice en función a las enfermedades producto del consumo de alcohol solo arrojan estadísticas parciales de su impacto verdadero. Existe con ello, una gran cantidad de estudios que revelan la relación entre el consumo de alcohol y el contagio de enfermedades infecciosas como el conocido VIH/SIDA, así como de la tuberculosis. 

Además de daños sociales, también el alcohol tiene alcances económicos

Son diversos los daños a los que conlleva la ingestión de alcohol y ello incluye el daño social y exorbitantes costos económicos que de manera general no se cuantifican al momento de realizar estadísticas que se relacionan con las enfermedades a lo que éste da pie. Y por si este flagelo no fuese poco, a él se le suman la pobreza, las disparidades sanitarias entre los países y a nivel personal conjuntamente como el aislamiento social.

Los jóvenes y el consumo de alcohol

Realizar estudios de cuarto nivel, como por ejemplo un master en administración, representa la transición entre la ejecución de tus labores en una empresa y la adquisición de competencias que te permitirán, en un futuro cercano, crecer y desarrollarte en el seno de la organización.   

Lo mismo ocurre en los seres humanos, pues la transición entre la niñez y la edad adulta se encuentra reflejada en los cambios y en la adquisición de capacidades físicas y psíquicas que las personas experimentan en la adolescencia. Es considerada por los expertos en el desarrollo humano, como una etapa con profundos cambios marcada por la inestabilidad, el desconcierto y la confusión, los cuales se harán manifiestos en los jóvenes y por ende suelen ser más vulnerables ante algunos riesgos sociales como lo es el consumo de alcohol y drogas.

¿Qué impulsa a los jóvenes a la ingesta de alcohol?

Durante la etapa inicial e intermedia de la adolescencia, la cual se dá entre los 11 y los 17 años, los jóvenes generan su imagen propia, la cual es proyectada hacia las demás personas que están a su alrededor. Dentro de esta adquisición el adolescente se vuelve ansioso de independizarse del núcleo familiar y a su vez, de ser aceptado en los distintos grupos sociales en los cuales pueda calar, llevándolo  a experimentar comportamientos de riesgo marcados por una sensación de fortaleza e invulnerabilidad, que podría conducirlo a tomar malas decisiones.  

Los jóvenes tienden a ser más vulnerables frente al alcohol

En la etapa de la adolescencia, los jóvenes están en un proceso de formación y desarrollo, la cual se consolida en la edad adulta, es por ello que  los riesgos que se derivan del consumo de bebidas alcohólicas son mayores que en los adultos, afectando mayormente su salud mental respecto a la salud física.

Durante la adolescencia el cerebro se encuentra en constantes procesos de cambio y en crecimiento continuo, por lo que este adquiere importantes capacidades para el razonamiento, la planificación, el procesamiento de la información, la capacidad discursiva, así como las propiedades del pensamiento abstracto. Por lo tanto, al consumir bebidas alcohólicas en esta etapa, dará pie a un estancamiento de dicho proceso, trayendo como resultado que al convertirse en adulto carecerá de un pensamiento maduro de la manera adecuada.

Se ha demostrado que cuando un adolescente consume alcohol, se afectan de manera significativa algunas zonas del cerebro que son responsables de la memoria y del aprendizaje, las cuales también están en proceso de desarrollo, perjudicando en este sentido su capacidad de creación y de almacenamiento de los recuerdos, la atención y la concentración. Si estas habilidades no se desarrollan de manera correcta presentará problemas dentro del proceso educativo y de aprendizaje.

Otros de los riesgos asociados a un consumo de alcohol a temprana edad , es lo relativo a la formación de la conducta. En esta etapa se consolidan elementos de la conducta que permiten en él una adaptación de manera efectiva dentro de la sociedad, sin embargo la ingesta de alcohol puede producir en los jóvenes comportamientos agresivos que lo afectarán en el correcto desarrollo de sus relaciones sociales.

Una guía para tu mejor salud

Priorizar la salud en oportunidades resulta ser un tanto complicado, especialmente cuando Internet y los medios de comunicación nos inundan de consejos contradictorios sobre lo que funciona o quizás no. Para muchos de nosotros, tratar de recuperar la salud es tan importante como aprender ingles desde niño, significa comprometernos con entusiasmo a través de grandes y audaces planes con grandes promesas. 

Ya sea que se trate de un campamento de entrenamiento inspirado en Spartacus con sesiones diarias a las 5 a.m., o una dieta intensa que elimina todos los grupos de alimentos, excepto dos, para inducir misteriosamente un químico que quema grasa, o algo intermedio, estas estrategias de transformación extrema generalmente no son el camino más adecuado para la mayoría de las personas.

Es por eso, que hemos pasado años investigando diversas formas reales de alcanzarlo y bien, además buscando productos que realmente puedan ayudar a lograr esos objetivos de salud. Diversos grupos interesados en el tema han consultado a médicos y nutricionistas, examinando ingredientes, barras y polvos para probar el sabor, montando cintas de correr, sudando sobre colchonetas de yoga y manteniéndose al día con la última tecnología de entrenamiento para brindar información sobre todo lo relacionado con la salud y el estado físico.

Encajar en Fitness

El ejercicio y la pérdida de peso son resoluciones bastante familiares que llegan con el Año Nuevo, por lo que no nos sorprende que más del 70% de nuestros establecedores de objetivos enumeraron uno de estos como su objetivo de salud más importante para este año.

¿Por qué es tan importante el ejercicio?

El ejercicio alivia el estrés, desarrolla músculos, quema grasa y es compatible con muchos de los sistemas de tu cuerpo. Realizar ejercicios de manera regular resulta esencial para la salud preventiva a largo plazo debido a que reduce el riesgo de problemas de salud graves. Un cuerpo fuerte también se comporta de mejor manera para combatir enfermedades menores. Correr, entrenar con pesas, caminar, bailar o cualquier actividad que haga que tu cuerpo se mueva es excelente para la salud.

El ejercicio también ayuda con el control del peso y la pérdida del mismo. Para alcanzar el peso que se desea, el cuerpo debe quemar más calorías de las que se consumen. Y debido a que las células musculares necesitan mucha energía, los músculos que se desarrollan durante el ejercicio continuarán quemando más calorías que las células grasas, incluso cuando no se está haciendo ejercicio.

¿Cuánto ejercicio se necesita?

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) sugiere que solo uno de cada tres adultos está haciendo al menos los 150 minutos recomendados de ejercicio moderado cada semana. Si bien puede parecer desalentador agregar dos horas y media de ejercicio a tu semana, podría ser tan simple como caminar durante 20 minutos cada día, o hacer una hora de entrenamiento de fuerza o una clase de entrenamiento varias veces a la semana.

Pero no debes sentirte presionado para inscribirse en ese maratón de inmediato. La sugerencia es iniciar despacio y desarrollarse a medida que se progresa. Una vez que uno se acostumbra a esa caminata diaria, sube y adiciona algunas colinas más, o intenta caminar tú misma ruta un poco más rápido. A medida que los músculos se acostumbran a una rutina de ejercicios, la introducción de una diversidad de desafíos para impulsar la resistencia, velocidad o fuerza lo que ayudará para continuar progresando.

Objetivos para comenzar

Aunque te puedes sentir inspirado para abordar un nuevo y ambicioso objetivo de acondicionamiento físico para comenzar tu viaje, es más importante establecer un objetivo que se esté seguro de poder mantener. Siempre es importante considerar que la consistencia es esencial, incluso si tu objetivo parece demasiado fácil al principio, es relevante desarrollar una rutina regular antes de aumentar la intensidad.

Advertencia de salud: tendencias de moda que son terribles para usted

El frenesí mediático después de que una mujer fue hospitalizada por usar jeans ajustados ha visto un ferviente aumento del interés en los peligros médicos de ciertas tendencias de la moda. Pero los riesgos para la salud de usar ropa ajustada no son un descubrimiento reciente. Las consecuencias nocivas de estar a la moda se remontan a muchos siglos, sobre todo la tradición china de atar los pies, donde el dolor de toda la vida era el precio de la belleza. Sin embargo, no todas las modas son nocivas, no es como usar una joyería de Tous, que no le hace daño a nadie, pero si hay modas que definitivamente están fuera del contexto de la salud.

Este caso reciente de jeans ajustados que resulta en el síndrome compartimental puede interpretarse como una ocurrencia rara. Sin embargo, las consecuencias físicas de estas otras cinco tendencias ciertamente dejarán una huella memorable, no solo en la historia de la moda sino también en la investigación médica.

Jeggings

Una tendencia exclusiva del siglo XXI, los jeggings se hicieron frecuentes a partir de 2010. Son un estilo de legging ultra apretado que surgió de una fusión de jeans y leggings. No solo los jeggings vienen con una advertencia de salud, sino que se les ha llamado «la tendencia del infierno» debido a su diseño poco halagador e incómodo.

A menudo visto como un paso en falso de la moda, los jeggings en ocasiones han sido prohibidos en las escuelas, debido a su naturaleza inadecuada, tal vez incluso indecente. En una nota más seria, sin embargo, se ha encontrado que su estanqueidad impide la circulación de aire alrededor del área de la entrepierna, lo que ha llevado a un aumento registrado en las infecciones por hongos.

El corsé

La historiadora de la cultura y la moda Valerie Steele ha calificado el corsé como una de las prendas más controvertidas en la historia de la moda. El corsé ha sido usado por mujeres desde el Renacimiento. El deseo de lograr una cintura pequeña fue compensado por el dolor que este percibido «instrumento de tortura» infligió ciertamente a su portador. 

La versión actual del corsé es ropa interior de control, mejor conocida como «Spanx», y la tendencia moderna de usar una talla demasiado pequeña puede causar problemas abdominales.

Bolso de gran tamaño

En 2012, se envió el enorme bolso Hula Hoop de Chanels por la pasarela y catapultó la tendencia de los bolsos de gran tamaño a la moda general. Las consecuencias del uso de enormes bolsos han resultado en un aumento reportado en el dolor de espalda, un cambio dramático en la marcha y la postura y, en algunos casos, dolores de cabeza. Con un peso promedio de 6.2 kg, estas bolsas pueden tener efectos duraderos a través de la artritis y la degeneración del disco. Sin embargo, no se trata solo del tamaño y el peso de la bolsa, al parecer, la forma en que la sostienes también es importante, ya que los expertos aconsejan no llevarlos con los codos doblados.

Robots aspiradores Cecotec: ventajas para tu salud

No es un secreto que las casas se ensucian con el tiempo. Por más que limpies, siempre encontrarás suciedad en el piso, alfombras, en tu cama, armarios. En fin, en todas partes. Ese polvo acumulado es dañino para tu salud. Por eso, es indispensable que cuentes con herramientas como los robots aspiradores de Cecotec para eliminar hasta la última capa de polvo.

Aunque puedes utilizar escobas y trapeadores comunes, por lo general conllevan un esfuerzo físico mayor y te hacen gastar tiempo valioso. Además, debido al esfuerzo aplicado para emplear dichos instrumentos, pueden aparecer dolores en la espalda o alguna hernia por cargar peso al levantar muebles y limpiar debajo de ellos. Con Cecotec esto dejará de ser un problema.

Hemos hecho énfasis en lo importante que es mantener tu casa limpia, pero ¿por qué representa algo crucial para tu salud? Continúa leyendo.

¿Por qué es necesario eliminar el polvo de la casa?

El polvo que suele acumularse en los espacios donde habitas es denominado polvo respirable. Se trata de partículas de polvo más pequeñas que 10 micrones. Cierta cantidad de polvo no llega a los pulmones porque es retenida en la nariz, filtro natural del cuerpo. 

Las partículas más diminutas sí logran llegar a la tráquea y a los tubos de aire (bronquios y bronquíolos), conectados a los pulmones. En ellos se produce el mucus, al que se adhieren las partículas de polvo. Este se expulsa cuando toses o tragas.

A pesar de que el polvo tenga que realizar todo aquel recorrido para introducirse en el cuerpo, hay muchas posibilidades de que pueda llegar hasta los alvéolos. Esta es la parte externa de los pulmones, encargada de recibir oxígeno y liberar dióxido de carbono. Con la higiene inadecuada, el polvo que respiras día con día sí puede causar, a la larga, problemas en tu salud. Según diversos estudios, la mayor parte del polvo que respiras proviene del propio hogar. 

Reacciones alérgicas comunes debido al polvo

Las personas pueden tener diferentes reacciones al polvo dependiendo de donde se aloje:

  • Rinitis: esto es una inflamación de la membrana mucosa. Ocurre cuando el polvo se queda en la nariz
  • Traqueitis o bronquitis: sucede cuando se inflama la tráquea o los bronquios. Esto pasa cuando las partículas de polvo se adhieren a las vías respiratorias más grandes.
  • Lesiones pulmonares: las reacciones más graves se dan cuando el polvo llega a lo más profundo de los pulmones. Si los macrófagos ingieren polvo de sílice, mueren y liberan sustancias tóxicas que provocan fibrosis. Esto puede generar una condición llamada silicosis.

Sistema de limpieza de los robots Cecotec para eliminar las alergias

Los robots aspiradores de Cecotec te pueden ayudar a prevenir las enfermedades e infecciones que provocan el polvo y los ácaros. Son capaces de eliminar todo el polvo de tu hogar sin importar el tamaño de las partículas.

Cecotec cuenta con diferentes modelos de robots que puedes elegir según sus características. Algunos destacan más que otros según el modo en el que limpian.

Robot aspirador Cecotec: aliado en evitar dolores musculares y articulaciones 

Con frecuencia, limpiar la casa es agotador. Tanto si usas mopas, escobas o cepillos son varios los movimientos que pueden afectar tu columna o rodilla, más aún si el trabajo de limpieza es diario. Por lo general, se les recomienda a las personas de la tercera edad o con alguna lesión no hacer limpiezas pesadas, ya que esto agrava su condición.

Cecotec también te ayuda a evitar estos dolores, pues se mueve por su cuenta alrededor de tu hogar. Solo debes aprender a usar la aplicación y generar un mapa para programar el recorrido. De esta manera, el robot puede trabajar sin que lo supervises la mayor parte del tiempo.

Como podrás notar, los robots de Cecotec están pensados para que hagan el trabajo por ti. No necesitarás preocuparte por la suciedad o el polvo acumulado porque el robot hará el trabajo pesado. Evitarás enfermedades respiratorias y uno que otro dolor de espalda.

¿Cómo elegir una buena aspiradora robot Cecotec?

Antes de comprar una aspiradora robot de Cecotec debes saber que cada uno de sus modelos tiene una característica que lo hace destacar. Algunos son los mejores para limpiar las alfombras, otros se especializan en eliminar los pelos de animales. Hay robots capaces de cumplir con ambas funciones. Debes elegir la aspiradora que más se adapte a tus exigencias. En la página web Cecofans hay reseñas de todos los modelos en el mercado.

Moda y salud: explorando la relación

Si bien a menudo mencionamos la moda en relación con la confianza y la expresión, pero rara vez hacemos una conexión entre la moda y la salud. La conexión se produce porque nuestras elecciones de moda pueden tener un impacto en nuestro bienestar, tanto negativo como positivo. Existen marcas importantes, que representan a la moda como son Tous, Nike, Apple, HP, Samsung, etc. ¿Cómo es esto posible? ¿Ves la moda como una forma de vida?

Si es así, podría comprender que la moda está con nosotros en cada paso del camino e incluye más que cómo nos vestimos. La moda ha desempeñado un papel importante en nuestra salud, especialmente en las mujeres, a lo largo de la historia (por ejemplo, recuerde la historia de cómo durante la era victoriana los corsés que llevaban las mujeres afectaron su capacidad de la columna vertebral y los pulmones), y sigue siéndolo hoy.

Es posible que muchas veces no nos demos cuenta, pero la moda durante años y décadas, ha tenido una repercusión en la salud de muchas personas. No solo a nivel físico, también a nivel emocional y psicológico. Esta última especialmente, porque la moda se ha encargado de establecer un estándar de belleza que ha afectado a miles y millones de niñas y mujeres psicológicamente. 

La belleza desde ya debes saber que es subjetiva. No puede venir nadie a decir lo contrario y mucho menos a establecer un estándar. El problema se ha vuelto aún más intenso con la llegada de las redes sociales a la era 2.0. La exposición de una vida perfecta, de cuerpos perfectos, incluso de relaciones amorosas perfectas. La moda de ventilar la vida privada para ser el eje de atención de una comunidad ha conllevado a que muchas personas caigan en humillaciones o hagan cosas imposibles e incluso indebidas para estar a la altura de esa moda.

Pero no todo es malo, la moda no es mala. Lo que es malo, es el mal uso que se le da a las tendencias. No importa lo que alguien diga, lo importante es que tu como persona te sientas cómodo y feliz. Por ejemplo, hay modas que promueven la aceptación y el desarrollo de las personas resaltando lo positivo y mejorando algunas cosas como parte de un crecimiento personal. 

Por otro lado tenemos las moda de los electrónicos y la tecnología

Esta moda es la que a nivel de marketing, te crean una necesidad sin que te des cuenta. Por ejemplo, pasa con el caso de la marca Apple, también pasa con la marca Nike. ¿Por que querrías un teléfono de ultra gama alta recién salido del horno si solo usas el celular para enviar mensajes y recibir llamadas? Porque la moda y la sociedad (y los marketers de Apple) así te han hecho ver, lo necesitas y punto, para encajar. Asi que caes en deudas, sacas dinero de donde no tienes o sacrificas otras cosas realmente importantes, para poder obtenerlo.

Te dicen que tener un Iphone es sinónimo de estar en tendencia. Pero eso no muere ahí. También está el lado en donde la ropa extremadamente costosa llega a ser un eje de atención, conllevando a problemas familiares. Por ejemplo, el niño que quiere la última camiseta de SUPREME, pero sus padres no ven necesario gastar tanto dinero en algo así. Lo cual genera conflictos familiares. 

La reflexión es que, la moda siempre va a estar en nuestras vida, lo importante es que aprendamos a darle un buen uso a la misma, promoviendo de forma sana y consciente el buen uso de las tendencias sin caer en lo bizarro.