La marihuana es buena o mala

Según los Institutos Nacionales de la Salud, las personas han consumido marihuana de semillas feminizadas, o cannabis, para tratar sus enfermedades durante al menos 3.000 años. Sin embargo, la Administración de Drogas y Alimentos no ha sido considerada segura ni eficaz en el tratamiento de ninguna condición médica, aunque el cannabidiol, una sustancia que está presente en la marihuana, recibió la aprobación en junio de 2018 como tratamiento para algunos tipos de epilepsia.

La marihuana se está legalizando cada vez más ¿Pero es segura?

Esta tensión, entre la creencia generalizada de que la marihuana es un tratamiento eficaz para una gran variedad de enfermedades y la falta de conocimiento científico sobre sus efectos, se ha visto exacerbada en cierta medida por un impulso hacia la legalización.

Un estudio reciente publicado en la revista Addiction también descubrió que el consumo de marihuana está aumentando considerablemente, aunque esto puede no estar vinculado a la legalización de la marihuana en los Paises participantes. Sin embargo, este aumento en el uso está provocando importantes preocupaciones de salud pública.

¿Cuáles son los beneficios médicos de la marihuana?

A lo largo de los años, la investigación ha arrojado resultados que sugieren que la marihuana puede ser beneficiosa en el tratamiento de algunas afecciones. Estos se enumeran a continuación.

Dolor crónico

Se evaluó más de 10,000 estudios científicos sobre los beneficios médicos y los efectos adversos de la marihuana. Un área que se examinó de cerca fue el uso de marihuana medicinal para tratar el dolor crónico. El dolor crónico es una de las principales causas de discapacidad, que afecta a miles de personas en el mundo.

La revisión encontró que la marihuana, o productos que contienen cannabinoides, que son los ingredientes activos de la marihuana u otros compuestos que actúan sobre los mismos receptores en el cerebro que la marihuana, son efectivos para aliviar el dolor crónico.

Alcoholismo y drogadicción

Otra revisión exhaustiva de la evidencia, reveló que el uso de la marihuana puede ayudar a las personas con alcoholismo u dependientes de opioides para combatir sus adicciones. Pero este hallazgo puede ser polémico; La revisión de la Academia Nacional de Ciencias sugiere que el consumo de marihuana en realidad aumenta el riesgo de abuso y dependencia de otras sustancias.

Depresión, trastorno por estrés postraumático y ansiedad social

Las investigaciones realizadas hasta la fecha, demuestran que la marihuana podría ayudar a tratar algunas alteraciones en la salud mental. Sus principales representantes, encontraron algunas pruebas que le dan soporte al uso de la marihuana para reducir la depresión y los síntomas del trastorno de estrés postraumático. Asi mismo, dan como advertencia que la marihuana no es un tratamiento óptimo para algunas otros tipos de discapacidades a nivel de salud mental, como el trastorno bipolar y la psicosis.

Epilepsia

Un estudio publicado en 2017 encontró que el uso de CBD dio lugar a muchas menos convulsiones entre los niños con síndrome de Dravet, en comparación con un placebo. Las convulsiones del síndrome de Dravet son prolongadas, repetitivas y potencialmente letales. De hecho, 1 de cada 5 niños con síndrome de Dravet no alcanza la edad de 20 años.

En el estudio, 120 niños y adolescentes con síndrome de Dravet, que tenían entre 2 y 18 años de edad, fueron asignados al azar para recibir una solución oral de CDB o un placebo durante 14 semanas, junto con su medicación habitual. Los investigadores dicen que este 39 por ciento de reducción en la ocurrencia de convulsiones proporciona evidencia sólida de que el compuesto puede ayudar a las personas que viven con el síndrome de Dravet.

Publicado en Sin categoría.