Una guía para tu mejor salud

Priorizar la salud en oportunidades resulta ser un tanto complicado, especialmente cuando Internet y los medios de comunicación nos inundan de consejos contradictorios sobre lo que funciona o quizás no. Para muchos de nosotros, tratar de recuperar la salud es tan importante como aprender ingles desde niño, significa comprometernos con entusiasmo a través de grandes y audaces planes con grandes promesas. 

Ya sea que se trate de un campamento de entrenamiento inspirado en Spartacus con sesiones diarias a las 5 a.m., o una dieta intensa que elimina todos los grupos de alimentos, excepto dos, para inducir misteriosamente un químico que quema grasa, o algo intermedio, estas estrategias de transformación extrema generalmente no son el camino más adecuado para la mayoría de las personas.

Es por eso, que hemos pasado años investigando diversas formas reales de alcanzarlo y bien, además buscando productos que realmente puedan ayudar a lograr esos objetivos de salud. Diversos grupos interesados en el tema han consultado a médicos y nutricionistas, examinando ingredientes, barras y polvos para probar el sabor, montando cintas de correr, sudando sobre colchonetas de yoga y manteniéndose al día con la última tecnología de entrenamiento para brindar información sobre todo lo relacionado con la salud y el estado físico.

Encajar en Fitness

El ejercicio y la pérdida de peso son resoluciones bastante familiares que llegan con el Año Nuevo, por lo que no nos sorprende que más del 70% de nuestros establecedores de objetivos enumeraron uno de estos como su objetivo de salud más importante para este año.

¿Por qué es tan importante el ejercicio?

El ejercicio alivia el estrés, desarrolla músculos, quema grasa y es compatible con muchos de los sistemas de tu cuerpo. Realizar ejercicios de manera regular resulta esencial para la salud preventiva a largo plazo debido a que reduce el riesgo de problemas de salud graves. Un cuerpo fuerte también se comporta de mejor manera para combatir enfermedades menores. Correr, entrenar con pesas, caminar, bailar o cualquier actividad que haga que tu cuerpo se mueva es excelente para la salud.

El ejercicio también ayuda con el control del peso y la pérdida del mismo. Para alcanzar el peso que se desea, el cuerpo debe quemar más calorías de las que se consumen. Y debido a que las células musculares necesitan mucha energía, los músculos que se desarrollan durante el ejercicio continuarán quemando más calorías que las células grasas, incluso cuando no se está haciendo ejercicio.

¿Cuánto ejercicio se necesita?

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) sugiere que solo uno de cada tres adultos está haciendo al menos los 150 minutos recomendados de ejercicio moderado cada semana. Si bien puede parecer desalentador agregar dos horas y media de ejercicio a tu semana, podría ser tan simple como caminar durante 20 minutos cada día, o hacer una hora de entrenamiento de fuerza o una clase de entrenamiento varias veces a la semana.

Pero no debes sentirte presionado para inscribirse en ese maratón de inmediato. La sugerencia es iniciar despacio y desarrollarse a medida que se progresa. Una vez que uno se acostumbra a esa caminata diaria, sube y adiciona algunas colinas más, o intenta caminar tú misma ruta un poco más rápido. A medida que los músculos se acostumbran a una rutina de ejercicios, la introducción de una diversidad de desafíos para impulsar la resistencia, velocidad o fuerza lo que ayudará para continuar progresando.

Objetivos para comenzar

Aunque te puedes sentir inspirado para abordar un nuevo y ambicioso objetivo de acondicionamiento físico para comenzar tu viaje, es más importante establecer un objetivo que se esté seguro de poder mantener. Siempre es importante considerar que la consistencia es esencial, incluso si tu objetivo parece demasiado fácil al principio, es relevante desarrollar una rutina regular antes de aumentar la intensidad.

Publicado en Sin categoría.